El Norovirus  es una enfermedad que suele adquirirse en los cruceros, y puede considerarse como una enfermedad leve o moderada. Este virus es un género de virus que proviene de la familia Caliciviridae, y presenta una incidencia del 50% en los brotes de gastroenteritis debido a una intoxicación alimentaria en Estados Unidos.
Dónde se suelen encontrar los Norovirus.

Estos virus son más probables que se presenten en las heces o en el vómito de las personas que ya se encuentran infectadas, así como en las superficies ya infectadas y que por lo tanto las han tocado las personas enfermas. Por la experiencia de los casos encontrados, los Norovirus se suelen encontrar en lugares donde hay mucha gente, como puede ser un asilo de ancianos, en eventos especiales y en los cruceros.

 Motivos por los que los Norovirus se asocian a los cruceros.

Los motivos pueden ser los siguientes:

  • Normalmente, los funcionarios de salud hacen un seguimiento muy detallado de las condiciones sanitarias de los cruceros y por ese motivo, los posibles brotes que se presenten, se detectan mucho antes que en tierra firme.
  • El hecho de que durante un determinado tiempo se vivan en lugares cerrados, aumenta la posibilidad de contagio entre personas
  • La llegada de nuevos pasajeros con norovirus pueden producir el contagio a los pasajeros o tripulantes que están sanos.

Síntomas causados por los Norovirus.

Los síntomas más comunes que se presentan por esta infección son: vómitos, diarrea y algunos calambres estomacales, aunque también y con menos frecuencia suele aparecer: fiebre baja, escalofrios, dolor de cabeza, náusea, cansancio y dolores musculares.

Normalmente esta enfermedad da la cara de forma repentina, y la persona afectada puede sentirse bastante mal, pero su persistencia es escasa, durando un día o dos, siendo los niños los que presentan un cuadro de vómitos más acusado que los adultos.

Estos Norovirus  son altamente contagiosos, pero por contra las infecciones no suelen ser graves.

Prevenir los Norovirus y evitar contagiar a otros.

Para poder conseguir esto se deberán llevar las siguientes pautas:

  • Lavarse las manos con mucha frecuencia, y sobre todo después de utilizar el baño, cambiar los pañales y antes de comer o preparar alimentos.
  • Se intentará evitar estrechar las manos de otras personas si existe un brote del virus.
  • Se usará un desinfectante para manos que tenga como base el alcohol además de lógicamente lavarse las manos.

En ocasiones, cuando esta enfermedad se presenta de una forma muy intensa, los cruceros se han visto obligados a volver a tierra con toda la tripulación para tratar esta enfermedad, como puede verse un caso en este enlace.