¿A quién no le gustan los cruceros? 10 días a bordo de un barco con todas las comodidades necesarias. Inmensas piscinas, suculentos platos en restaurantes, entretenidos espectáculos… y además ¡tienes la oportunidad de conocer un montón de destinos en un sólo viaje! La verdad es que son todo ventajas.

Pero claro, 7 u 8 ciudades que visitar, cada una de un país diferente, con una cultura diferente, una gastronomía diferente, ¡a veces hasta la moneda es diferente!

Es mucha información que asimilar, mucha historia que recordar o conocer y muy a menudo poco tiempo para preparar la visita de antemano. Las empresas de cruceros lo saben y por eso ponen a disposición del crucerista una lista de excursiones para cada puerto, en la que un guía de habla hispana, nos mostrará las maravillas de la ciudad, nos hablará de las personas que formaron parte de la historia del lugar y hará comentarios sobre la arquitectura predominante en la zona.

Y yo me pregunto ¿son estas visitas realmente, la forma de conocer un país y una ciudad? ¿Llego a conocer la evolución histórica que ha vivido la tierra y sus gentes? ¿Puedo empaparme de su cultura y su espíritu? ¿Verdaderamente me ha enriquecido el alma?.

Quizá sea demasiado exigente, pero creo que un recorrido en autobús, girando la cabeza a ambos lados cual espectador de torneo de tenis, y parando escasos minutos delante de una iglesia para hacer la foto borrosa y desenfocada de rigor, no implica aprender, conocer, ampliar horizontes, expandir la mente, que es lo que espero obtener cuando viajo.

Cada pequeño pueblo, cada rincón de este mundo es una joya, un tesoro que merece la pena ¡ver, sentir, y oler!. Es por eso que creo que hay otras formas de explorar los destinos al viajar en un crucero, quizá nos lleve algo más de tiempo, pero os aseguro que merecerá la pena.

Hay muchas empresas locales que ofrecen tours y excursiones por la ciudad. Sus guías hablan español, inglés y otros idiomas y ¡son locales!. Conocen la historia de primera mano, y no porque la leyeron en un libro, sino porque ¡la han vivido! Son los que pueden ofrecer una verdadera visión de la sociedad, del lugar que ocupa el país en el mundo, y por supuesto ofrecerán mejores recomendaciones en cuanto a bares y restaurantes que cualquier otro. Por otro lado los precios suelen ser menores.

Así que os animo a que investiguéis, que busquéis empresas locales, y que las contratéis para vuestras visitas del próximo crucero. Ayudaréis al desarrollo de la economía local y obtendréis mucho más de vuestra visita.

Para aquellos que visiten el báltico este verano, os diría que echaseis un vistazo a la página de este tour operador de Tallin: www.traveller.ee. Tiene críticas muy positivas en Trip advisor, y se encargan de los famosos free tours que proliferan por las capitales europeas. Su filosofía es la de enseñar al turista la verdadera Estonia, la que sólo los locales conocen. Sus guías desmontarán cualquier idea preconcebida sobre la seriedad y frialdad de los estonios, arrancándoos más de una sonrisa. En sus tours podréis aprender más sobre la historia, descubrir el carácter de sus habitantes y ¡sentir el palpitar de las calles de Tallin! Todo ello como parte de un pequeño grupo que explora la ciudad de la mano de una amigo.

Disponen de una variedad de tours de diferente duración por el casco antiguo y también a otros lugares. La oferta para cruceristas condensa los principales lugares imprescindibles para el viajero que pisa por estos lares. En este link encontraréis la descripción de los mismos.
http://traveller.ee/tallinn-cruise-shore-excursions

Otras ciudades que se incluyen dentro de los destinos de los cruceros por el báltico son Riga o Helsinki. Algunos de los tour operadores locales con los mejores tours y excursiones son estos:
http://www.eatriga.lv/ Riga
http://www.traveljam.lv/ Riga
http://www.traveloutthere.com Riga, Vilnius…
http://www.hughelsinki.com Helsinki

Espero que mis palabras os hayan sido de ayuda, un saludo cruceristas y ¡a navegar!.